MARCEL DUCHAM: PADRE ATIPICO DEL MAIL ART

Cuando de un autor se dice que todas sus obras inacabadas estn pensadas para que el espectador las concluya a su gusto, estamos entrando en una dimensión del arte cósmico en el que todas las cosas forman parte de una globalidad más amplia y a la vez conforman la más perfecta de las singularidades.

A Nosotros nos interesa establecer la relación que mantuvo con el mail art y aunque resulta difícil definir  los principios puros del MA, lo cierto es que hay algunos acontecimientos que merecen enmarcarse como paternidades atípicas de la criatura,... y entre estos las cuatro postales "Rende-voz dianche 6 fevrier 1916 à 1 h 3/4 de l´aprés-midi" con que Duchamp se despacho y disfrutó enviando a los Señores Walter C.A. con su  inmutable incoherencia elaborada con detalle y pulcritud.

Y no es tan sólo el hecho material de su incursión física en el mundo del MA, es, sobre todo, el espíritu de la idea lo que conforma esta paternidad.

Siguiendo a Calvo Serraler, en las enigmáticas pistas dejadas por Duchamp,...//de las que con seguridad sólo sabemos que nació en 1887 y murió en 1968 (Francia),... // nos dice que no  ha habido ningún autor contemporáneo que haciendo menos haya tenido mayor repercusión. Y es que M.D. asentó su vida y su obra en el equívoco. La confusión sobre su persona es total, ni lo qué  quería transmitir ni lo que pensaba sobre su obra, fué nunca resuelto.

Decir que empezó siendo caricaturista, prosiguió con el cubismo, fué precursor del movimiento dadaista y culminó con el arte cinético, no es más que una simplificación de quién fué ante todo maestro del arte enigmático y de la creatividad centrífuga, universal e indefinible.

Cultivó con esmero el enigma y el misterio como fuente segura de fascinación y permanente elucubración para la mente.Desde el drama hasta el humor satírico y perverso, romántico y encantador, fué tratado con mimo, dejando mensaje trás mensaje, sin respuesta o, esperando que el espectador la completará.

Si en vez de buscar datos concretos sobre su biografía nos limitaramos a escuchar el eco de sus sentimientos, nos sería más fácil vivir "en su espíritu", en vez de conjeturar sobre sus objetivos e intenciones. Basándose en la biografía de Calvin Tomkins (Anagrama), Estrella de Diego recoge en EL PAIS, parte de estos pensamientos:"No existe en el mundo consuelo posible, mucho menos para siempre, como estábamos condenados a vivir en la imposibilidad última del encuentro, como todos somos novias a merced de unos solteros tristes que deciden desnudarnos, así, para nada, para acabar permaneciendo sólos en universos separados."

Y es interesante observar como quién asume la imposibilidad última del encuentro, opta por afrontarla dentro de la expresión propia  que corresponde al  drama y la sátira conjuntámente. Sus obras fueron rechazadas por absurdas, resultando de ello una nueva forma de entender el arte y la vida. Es decir, integrar el absurdo en nuestra vida

En la exposición de los Independientes en Nueva York, presento su célebre urinario y, sin más explicaciones, elevó a los altares lo cotidiano y bajo de los templos a los consagrados. Quizás esta sea su mejor contribución al Mail Art, estableciendo un sistema jerarquico horizontal y desterrando la verticalidad de los dioses y los templos del arte. Quizás su último mensaje fué que el arte es patrimonio genético de la humanidad y la creatividad un don universal. Quizás fué un grito para que que el hombre no se dejará encorsetar por esquemas rígidos predeterminados y,...quizás no fué nada de esto lo que pretendiera decirnos,...para que nosotros pudieramos dar y completar el ciclo de la respuesta.

Bartolomé Herrero.
Crítico d´Art

Vuelve al indice general