Mi experiencia en la Web como editor independiente

(ACTUALIZACIÓN A 1 DE SEPTIEMBRE DE 1999)

Ya se sabe que un editor independiente es normalmente una persona/s carente/s de recursos que tratan de editar aquello que les gusta y no lo que demanda el mercado. Por lo tanto, no es de extrañar que las este tipo de ediciones tengan un trayecto corto. Sin embargo una circustancia creó nuevas espectativas en nuestro proyecto: La Web. Los recursos, que hasta entonces eran extremadamente limitados, se potenciaron de manera extraordinaria.

La experiencia se inició a primeros de febrero de 1998 con la necesidad de adquirir un ordenador adaptable a Internet. El segundo problema consistió en configurarlo adecuadamente. Cosa que no fué fácil. Una vez logrado esto, empezamos a mandar y recibir los primeros e-mail. La cosa funcionaba, y gente con la que apenas teníamos contacto a lo largo del a o, comenzaron a dar se ales de vida y despertar de un largo letargo.  La correspondencia personal se había acrecentado abundantemente. Había mejorado tanto en  calidad como en cantidad.

A finales de Febrero editamos nuestra página Web. Una miembro del Taller del Sol, Jaume Bobet Cortada fué quién tomó la iniciativa. Al principio como experiencia piloto. Al poco tiempo estabamos completamente absorbido por la experiencia. El contacto entre el responsable de la página y el responsable de la edición del Boek, fué constante desde el primer momento. La forma y el contenido se daban la mano en una aventura increible que te puede cambiar la existencia  sin proponértelo. Nuestra revista, al ser de Mail Art, nos permite tener contacto con cualquier punto del planeta. Nuestra correspondencia es abundante y proviene de todos los continentes. Recibimos muchas obras de arte y mucha documentación en periodos de tiempo muy cortos. A partir de la Web, fué de locura la transformación estructural de nuestra organización. Llegó un momento que teníamos tres direcciones postales y una electrónica. Pero esta última  permitía estar en activo las 24 horas del día. En cualquier momento un japonés, italiano, argentino, peruano, koreano, africano o thailandés, penetraba en nuestra redacción pillándonos a todos dormidos.

Otro tema interesante es el movimiento de la revista a partir de la web. El número de ejemplares distribuídos, no aumentó considerablemente en la edición "en papel". Sin embargo,  la  publicación electrónica tuvo un interesante movimiento en la "calidad" de los contactos. Normalmente funcionamos con un esquema básico de publicación, pero día a día introducimos aquellos cambios que son "rabiosa" actualidad y que no admiten demora.

Pero lo más importante de todo el proceso fué que pudimos editar una revista con todo lujo de detalles y de una calidad que ha sido considerada por los expertos como de muy buena, con un coste "casi" nulo en cuanto a desembolso económico, ya que esencialmente todo ha consistido en dedicarle muchas horas de trabajo por nuestra parte. Es decir, tuvimos la oportunidad de competir en igualdad de condiciones valiéndonos de la imaginación y la creatividad.

Realmente nos hemos sentido como editores potentes en contraposición de la edición impresa cuya calidad tipógráfica sólo podía ser suplida con mucha imaginación, pero en un constante "quiero y no puedo"

ACTUALIZACION A 1 DE SEPTIEMBRE DE 1999

Como boletín electrónico la dinámica seguida después de año y medio de funcionamiento, nunca ha dejado de sorprendernos. La comunicación intastánea con cualquier parte del mundo ha sido apasionante. Pero para justificar el motivo de nuestra pasión queremos poner dos ejemplos concretos:

A-La creación de AU MA (Acción Urgente de Mail Art) a través de Internet. Precisamente una idea que nació del Taller del Sol y que se apoyó fundamentalmente en el Boek.861.WWW. - para tener permanentemente informados a los cientos de adherentes que se solidarizaron con la campaña a favor de la extradición del Senador Vitalicio Augusto Pinochet a España y en contra de la destitución del Ex-Director de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Santiago de CHile, Humberto NIlo, reputado mail-artista.

B- El nacimiento de otra revista electrónica en el seno de AU MA y dirigida por Tartarugo.

C- El contacto directo y el fomento de colaboraciones entre revistas hermanas, como la actual colaboración entre Mandrágora y el Boek 861, con la publicación argentina, Vortice, dirigida por Fernando García Delgado, con Blast ( - ),  de Clemente Padín desde Uruguay, P.O.Box, de Merz Mail, y un largo etcétera.

Creo que son referencias suficiente para justificar nuestro entusiasmo por la vía electrónica como recurso democrático de los de "sin techo editorial". No debemos olvidar que la combinación de las dos vías, la telemática y la del papel, se complementan mutuamente, y el hecho de que pueda llegarle al lector por alguna de las dos vías la información que queremos transmitirles, permite que con un coste mucho más económico, la difusión sea mucho más extensa.
 
 

César Reglero Campos

Director del Boek861


Vuelve al indice general