La Poesía Visual en España

Autor: Felipe Muriel Durán

Ediciones Almar

1ª Edicion / 2000

Felipe Muriel es profesor de lengua y literatura. Esta especializado en la vanguardia poetica española. Ha publicado trabajos sobre la poesia efimera en los siglos XVII y XVIII ; La Escritura Plástica y el Libro de Artista en España.

El trabajo que a continuacion desarrollamos, tomando como punto de referencia esta obra, esta motivado en primer lugar por el forum que se desarrolla en esta misma página. Pero tambien tiene como fundamento los diferentes trabajos editoriales desarrollados en lengua castellana entre otros por Fernando Millan, Xavier Canals, José Carlos Beltrán, Guillermo Marín, Clemente Padín, etc.

No estamos especialmente interesados en nombres, ediciones y bibliografias, sino en el el hecho de ver la evolucion real que ha culminado en el hecho de que un poeta visual y experimental como Joan Brossa haya tenido ocasión de realizar -en vida- una antológica en el Reina Sofía. O lo que es lo mismo, que este fenómeno de la poesía visual, traspase las fronteras de lo marginal, hasta llegar a adquirir una dimensión popular.

Posiblemente ello ha sido debido a que poetas como Machado, Juam Ramón Jiménez, Borges, etc. buscaron una nueva dimensión en la palabra y se movieron inquietos en sus estrados hasta poner el mensaje en movimiento más allá de cualquier fórmula preconcebida.Pero este gérmen también tiene unos antecedentes que Felipe Muriel sitúa en la cultura greco-latina, como podía haberse remontado a la misma prehistoria si los medios se lo hubieran permitido.

Es indudable que existe gran confusion a la hora de definir el termino de poesia visual y si bien es cierto que esto no tiene mayor trascendencia por cuanto lo importante será siempre hacer y crear, siendo lo menos importante enmarcarnos en escuelas, disciplinas y definiciones,...lo que no podemos olvidar es que somos hijos de nuestra propia historia

y tampoco podemos pretender pensar que acabamos de descubrir el oremus prostático de la poesia visual a partir de la nada.

Qué la PV nace de la literatura y que pertenece al género de la poesía experimental, son dos premisas comunmente aceptadas. Que su actual vigencia y esplendor está relacionada con la creciente importancia que tiene en nuestro dias la imágen, es una verdad incuestionable que fué señalada en su momento por Brossa, a quién le interesaba especialmente por su capacidad de síntesis y contundencia a la hora de conectar con el espectador. Finalmente un viejo concepto que se relanza, que se remonta y que se pierde en la noche de los tiempos

es el concepto de pintar con la palabra o las posibilidades pictograficas de la escritura.

Se parte del hecho de que la palabra es pobre mientras que la imagen es infinita. Felipe Muriel pone como ejemplo la imágen del agujero, que hace que se dispare la imaginación desde el terreno religioso hasta el erótico y sexual. En una extraña mezcla mística-libidinosa.

En la antiguedad grecolatina, nos habla de laberintos literarios con finalidad meramente decorativa. Pero donde hace realmente incapíe es en la conexión esóterica del texto y la imágen que se desarrolla a traves de los laberintos misticos medievales, y que encierran una estetica de la ocultacion y de lo hermetico.

En la edad media señalaba el caracter religioso del visualismo cristiano a través de los laberintos inciaticos, la numerología, lo esoterico. Con criptografias reservadas para iniciados

en claves geometricas matematicas, estableciendo una relacion secreta entre los numeros los signos y la gracia divina.

En todo este fenómeno se pone de manifiesto la incansable búsqueda de encontrar la fórmula más adecuada para cada momento. Transgrediendo constantemente los límites establecidos. Es por ello, que, a la larga, resultan cáducas todas las fórmular y corsés en los que se quiere estructurar la imaginación de cualquier creador. Este tenderá, por ley natural, a crear, es decir, a producir algo que antes no existía. Lo único que resulta válido, en estos casos, es establer una precendentes, porque el resultante que de ellos se derive, será siempre impredecible,...y cuando el teórico traté de establecer una definición, esa definición ya habrá sido traspasada ampliamente por su creador.

Y al hilo de lo anteriormente señalado, Muriel nos sigue dando pistas de estos antecedentes. Por ejemplo, señala que la composicion de la escritura en forma de disco fue una formula medieval ideada para dar movimeinto a las palabras buscando la armonia fundamental del pensamiento.

O que la prohibición de representar seres vivos en las mesquitas obligó a potenciar la dimension decorativa de la escritura, ya que no en vano la mayoría de los caligrafos eran al mismo tiempo iluminadores de códices, y no en balde los modelos de escritura arabes se adaptan con facilidad a los espacios arquitetocnicos. Con esto, el autor nos confirma una vez más en la idea de que los moldes están para romperse y que las prohibiciones, normalmente son para el creador un incentivo añadido a su imaginación fecunda.

De esta manera observamos como la escritura va perdiendo su caracter estático y programado en el espacio para convertirse en un ser movil agil, que va adquierendo movimiento, dimension y forma. Se sale de su concepto inicial para que seal el significante el que cobre fuerza y esencia por si mismo.

En el siglo XV y XVI Felipe Muriel nos hace una serie de indicaciones que considera clave para entender como se fue transformando el basamento religioso en basamento monarquico,

lo poetas estaban condicionados por quienes pagaban sus servicios y en los siglos mencionados la figura del monarca era objeto de loas poéticas que se aprovechaban para introducir cambios experimentales. Por ejemplo, en las composiciones esfericas los versos van desgranando las letras del nombre del rey o de la reina finalizando en un centro-radial. O que la letra “A”, como primera letra del abecedario, se utilizada para destacar su figura del monarca, designando con ello el principio y la fuerza motríz de su figura. O bien, mediante la composición en la que la “A”, en una convergencia de sus lineas hacia una esfera superior, permanece en sentido vertical, mientras que el resto del poema cae en penacho y hay que leerlo buscando la horizontalidad. Realzando de esta forma la distancia entre el rey y el pueblo.

Felipe Muriel hace otras observaciones sobre el círculo como elemento radial que expande sus energias a partir de un punto central y que al mismo tiempo se concentra sobre si

Tambien establece en sus investigaciones que elemeneots como el espacio entre las palabras

las distancia que guardan una de otras señalan la movilidad y el punto de referencia que los autores quieren establecer.

Otros elementos usados con prefusion son la cruz y tambien la cruz gamada. La primera para dar al texto un significado añadadido y la forma de cruz gamada sirvio para dar moviminto al texto

Felipe Muriel realiza el tránsito desde la Edad Media hasta la primera vanguardia catalana, situándonos en 1916 donde entiende que se publicaron los primeros poemas visuales en España.

El panorama catalán era una avanzadilla en este género plástico-leterario por cuanto su contacto con francia le permitia extraer con mayor vigor lor movimientos culturales fuera de nuestras frontera.

Los movimientos simbolistas, modernistas, cubistas y futuristas, constituían una amalgama de conceptos que tuvieron su influencia en la evolución moderna de la P.V.

Y de todo ello nacen los Creacionistas, quienes dan una importancia basica a la capacidad sugeridora de las imagen y reduce al minimo los elementos verbales, creando de esta forma un alto grado de condensación expresiva y fomentando el carácter insólito y al grado de participación de los lectores. .

El poema visual adquiere su verdadera dimension al entrar en contacto econ el lector. El receptor tendrá que descubrir la fórmula contructiva en que se basa el mensaje poetico

Las imágenes simúltáneas del cubismo o el fundido cinematográficos, fueron otros de los muchos recursos empleados por los creacionistas. En definitiva, respondían al impulso de aceptar todo aquello que fuera innovador y que ler permitiera acercarse a un arte total que incluyera el máximo de disciplinas artísticas posible.

La poesia concreta mostro como uno de sus rasgos significativos más relevante la duda sistemática, buscando romper las fronteras interdisciplinares y la posibilidad de hacer poesía por medios no poéticos y literatura por medios no literarios.

Con todos esto antecedentes, se entiende que la poesia visual no se quedara en el ámbito de lo bidimensional, para pasar al objeto tridimensional y, finalmente, invadir el espacio con las acciones plásticas.

Vuelve al indice general