En Colmenar del Arroyo la poesía ha tomado posesión del alma y del espíritu de sus habitantes y de sus blancas paredes.

Ibirico nos descubrió un mundo de poesía que va más allá de la poesía, hasta llegar a  impregnar a un pueblo del espíritu poético que embarga el alma creativa de sus parroquianos. Porque Colmenar de Arroyo, gracias a sus dinamizadores, el “Grupo de Acción Poética”, se ha convertido en el emblema generador de un movimiento colectivo que ha sabido contagiar a propios y extraños del virus que recorre todas sus calles y que es, sin duda, producto de la ilusión y la fantasía que genera el arte cuando se transforma en vida. CRC

——————————————————————————
En el bello municipio de la Sierra Oeste de Madrid (España), llamado Colmenar del Arroyo, la poesía ha tomado posesión de sus vallas y de sus muros.  El grupo Acción Poetica inundó las calles con poemas. Hoy la poesía es un arma cargada de presente al servicio de la paz. /
Luis Santos

—————————————————————————–

Entrar en Colmenar del Arroyo imprime una sonrisa en cualquier rostro. En este pueblo pequeño y silencioso, son los muros los que hablan, los de cualquier recoveco: escuela, bar de la plaza, panadería, casa rural. Hasta esas esquinas que siempre se olvidan tienen en Colme una alegría dibujada, letras cuidadas que forman versos, poemas completos, juegos de palabras, aforismos, sencillas manifestaciones de alegría. En definitiva, acciones poéticas, reclamos de vida, con una intención muy clara: hacer la (son)risa sostenida.

Lo que en cualquier lugar nace con pocas posibilidades de futuro, en Colmenar se cuida para que permanezca. El bardo de la aldea, el poeta, no se desprecia, y el sueño individual deviene colectivo; «viento del pueblo», pueblo poeta. El valiente que se atrevió a soñarlo se llamaba Luis Santos, era diseñador gráfico y le encantaba seguir las andanzas del poeta mexicano Armando Alanís, que tiene reflexiones como ésta: «Que la gente no lea poesía no significa que no la necesite».

Alanís fundó en México el primer grupo de Acción Poética y Santos se maravilló con la idea, tanto que no tuvo ningún reparo en proponer el gesto a la alcaldesa. «Luis quería que fuera institucional, no lo dudó», cuenta ella, Ana Belén Barbero, que sólo le puso a Santos una condición: que escribiera un poema para el pueblo. Y Luis sintió lo que sienten todos los poetas cuando les encargan un poema, que los poemas no se encargan; llegan. Así se lo contó a la irlandesa Anita Morgan, maestra de inglés, su pareja, la que en Colmenar del Arroyo continúa construyendo el sueño de Santos, el de todos, desde que él muriera.

Anita es en realidad el pueblo al completo, todos allí son poetas, sólo por una razón, no tienen miedo de serlo. Juan Carlos Serrano, Crivi, aparece en su bicicleta mientras este equipo de EL MUNDO lee poemas, se para, se presenta y cuenta: «La gente se ha soltado las vergüenzas y se ha quitado la timidez. Se olvidan rencillas, la gente dibuja junta, hasta diría que la actitud de las personas ha cambiado». Crivi también es miembro del grupo Acción Poética de Colmenar del Arroyo, mano derecha de Luis, responsable del proyector que ayuda a imaginar letras en muros que son papel en blanco y de muchas otras cosas. Lo describe bien Anita: ese tipo de persona que aparece y hace la tarea que en ese momento se precisa, sea la que sea.

Adrián Lucero, que está al frente del Bar Mariano, junto al Ayuntamiento, dice que la alcaldesa dio «carta blanca». Manolo, propietario de varias de las casas cuyos muros acogen poemas, recuerda que «nadie se ha negado a colaborar». Su mujer, Josefa, de la que en Colme se dice que «es la primera cartera de España», quiso retratarse precisamente en la pared donde está Correos, donde se lee: «Escribir es que le dejen a uno llorar y reír a solas», de Ramón Gómez de la Serna, que practicaba la greguería y acuñó el término para describir pensamientos que sorprenden por su humor y su agudeza.

Cuando dijo greguería tal vez pensaba en acciones poéticas. Fue el grupo del pueblo que se ocupaba de la Biosfera el que primero tomó el testigo en Colmenar del Arroyo cuando Luis Santos se atrevió a soñar. Después se creó el grupo de Acción Poética, hoy formado por 30 personas y siempre abierto a más. Un día lanzaron globos con poemas dentro y uno llegó a Guadalajara. Lo saben porque quien lo encontró se acercó hasta Colme para contarlo. Han celebrado ya el I Festival Poético Luis Santos y acaban de comenzar un taller de haikus.

El dinero que obtienen de rifas en las que regalan objetos poéticos (paraguas, cuadernos, macetas) lo han entregado en los dos últimos años, desde que comenzaron a imaginar, a distintas ONG, a las que también ceden el «muro estelar» del pueblo para hacer greguerías. Quizá pronto se publiquen los poemas de Santos, Versos del hospital. Esta greguería tan larga se titula Viento de pueblo, como el libro de Miguel Hernández, porque a Luis le encantaba el poeta de Orihuela y su primera acción poética en Colmenar del Arroyo se la dedicó a él.

——————————————————————————

En 1996, el poeta mexicano Armando Alanís Pulido comenzó a llenar de versos los muros de Monterrey. Letras negras pintadas sobre fondos blancos. Quería sacar la poesía a la calle para convertirla en parte del paisaje urbano y conseguir así que llegara a más gente. Entonces nació el movimiento Acción Poética, que mañana por la noche llegará a Colmenar del Arroyo. Un grupo local pintará de madrugada las paredes del municipio para “sacar la poesía de los libros y plasmarla” en las calles, “pintadas por y para el pueblo”.

Versos, pero también letras de canciones o frases inspiradoras y optimistas servirán para decorar los muros de la localidad, en una iniciativa que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento. El objetivo de esta “noche de pintadas”, según explica el grupo, es que la poesía “deje de ser arma de futuro para convertirse en arma de presente para todos”.

Desde su nacimiento, y gracias sobre todo al altavoz de las redes sociales, Acción Poética tiene miles de seguidores en todo el mundo, que pintan muros en países como Argentina, Chile o Perú, y difunden en Internet las imágenes de los grafitis. El estreno del grupo de Colmenar del Arroyo comenzará a la una de la madrugada, aunque el colectivo se presentará de forma oficial el 10 de agosto en la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/07/23/madrid/1406140339_801823.html

http://www.telemadrid.es/programas/la-poesia-inunda-colmenar-de-arroyo