Jesús Zurita en el Centro José Guerrero de Granada. Nueva fórmula experimental expositiva

Después de quince años proponiendo desde el Centro José Guerrero distintas presentaciones de la colección, en 2015 se ha puesto en marcha una nueva fórmula, experimental, para su exposición. La idea es invitar a señalados artistas granadinos de en torno a los cuarenta años, es decir protagonistas de una primera madurez, a seleccionar las obras que les resulten más interesantes para establecer un diálogo plástico con las propias, opción que en cierto modo ya habían ensayado los diálogos de la obra de Guerrero con la de Willem de Kooning, Sean Scully, Miguel Ángel Campano o Joan Miró, pero esta vez volcado hacia el futuro. Si en los casos anteriores se trataba de establecer afinidades con otros artistas de generaciones próximas o que en algún momento habían tenido una relación artística, ahora se trata de poner la colección a disposición de artistas para los que Guerrero ha sido una referencia. Es el caso de José Piñar (Granada, 1967), que ha inaugurado la serie en 2015, o Jesús Zurita (Melilla, 1974), protagonista de 2016.

DOCUMENTACIÓN ANTERIOR:7

El artista José Piñar reinterpreta en el Centro Guerrero la obra del maestro granadino

El Centro acoge desde hoy la primera de una serie de exposiciones en la que es el artista invitado el que selecciona la obra de Guerrero y la liga a la propia

JosePi+¦ar_1_opt“Detrás de la línea, por favor” es el título que el pintor granadino José Piñar ha elegido para presentar su obra en el Centro José Guerrero. Una exposición que inicia una nueva fase en el Centro, con Piñar como primer artista granadino que reinterpreta la obra del maestro granadino, a través de sus propias pinturas.

Según ha explicado la diputada de Cultura, Fátima Gómez, se trata de una propuesta “fascinante, que invita a mirar la obra de Guerrero de otra manera, mediante la reinterpretación que ofrece Piñar”. Y es que un museo que recibe miles de visitantes precisa “integrar el aire fresco que traen los artistas más jóvenes y, a la vez, apoyar el arte contemporáneo”, dos objetivos que se cumplen con esta iniciativa.

El director del Centro, Francisco Baena, ha señalado, por su parte, que la actuación de Piñar se ha basado en un estudio riguroso de las masas, los colores, la saturación y las pinceladas, de La Brecha III y “con todos esos datos ofrece una decantación, una reelaboración de los elementos materiales de ese cuadro, una lectura personal a través de sus obras propias”.

Uno de los retos de Piñar ha sido evitar que se corra el riesgo de buscar una confrontación visual con “La Brecha”, obra de la que parte en su recreación, y que ni siquiera comparte sala con las suyas, sino que sólo se asoma desde el exterior “como una postal”, apunta el artista.

Pero esos acrílicos que ha situado en la tercera planta del Centro Guerrero no es lo único que aporta Piñar al Centro, sino que, además de otras pinturas, ha organizado la colección estable de una forma distinta. Así, por ejemplo, en la segunda planta ha situado los cuadros que más tiempo estuvieron con Guerrero y con ellos también establece un diálogo a través de cuadros ubicados en un lateral.

Ese diálogo entre las obras de Guerrero y Piñar se articula en cuatro núcleos, cuatro capítulos que, en conjunto desarrollan temas como la recepción de la obra de arte, la atención del espectador, el proceso físico de creación y el efecto acumulativo de la producción en la psique y en la biografía de su autor.

Además, según han informado, esta iniciativa tendrá continuidad, y Jesús Zurita será el próximo año el encargado de acometer su propia selección de obras y ofrecer nuevas perspectivas y visiones libres de la obra de Guerrero.

El artista José Piñar reinterpreta en el Centro Guerrero la obra del maestro granadino

  • Fechas:Del 7 de julio al 2 de octubre de 2016
  • Lugar:Centro José Guerrero
  • Organiza:Centro José Guerrero
  • Colabora:Ayuntamiento de Granada
  • Información de contacto:exposiciones(Sustituya el interior de este parentesis por la arroba)centroguerrero.es