La creación en estado puro de Manuel Calvarro / La 13 Dadá Trouch Gallery / Textos: César Reglero y Manuel Calvarro

En el imaginario colectivo de la  poesía experimental existe un verso suelto que toma forma de imaginador en las noches de plenilunio y que se asombra y  admira del poder elucubrador de una mente cuya capacidad de asombro no tiene límites

Manuel Calvarro ha explicado muchas veces cómo llegó a la poesía visual y objetual desde una plataforma tan popular y universal como es el mail art,  probablemente el movimiento de arte más masivo y democrático que ha existido nunca y  con el que se identifica inmediatamente por su capacidad de traspasar fronteras. Un movimiento solidario que potencia de manera extraordinaria la creación en estado puro.

Aún le fascinó más descubrir que se la abría una segunda puerta: el visualismo experimental que le acercaba a un concepto tan hermoso como es el arte total,  el antiarte,  el arte del absurdo y el fascinante mundo del objeto imposible. Todo le vino de golpe,  pero descubrió que todo esto ya lo llevaba en su código genético y que sólo necesitaba un impulso iniciático para que esta fuerza desatada de la naturaleza que es M.C. se pusiera en marcha con un lenguaje universal que le permitiera traspasar fronteras con una obra tan inquietante como divertida,  tan profunda como social,  siempre navegando entre el cielo y la tierra y llevando como bandera los materiales más humildes en sus composiciones  y, como santo y seña, lo efímero para alejarse definitivamente de lo vanal y superfluo.

César Reglero / Septiembre 2017

MIENTRAS VIVIMOS

Un día, mientras vivía, viendo una exposición, descubrí asombrado, que otro tipo de arte era posible… ¡Alguien había logrado fotografiar la soledad!

Tardé en comprenderlo, pero luego quedé fascinado hasta tal punto por todo lo conceptual que en ese instante de mi vida se levantó un muro que separó lo presente de lo pasado y cambió totalmente mi mentalidad respecto al arte y los “artistas”.

Mientras vivo, me doy cuenta de que muchas cosas no me gustan, que puedo aprovechar lo que hago para denunciar situaciones injustas y mostrárselas a los que quieran verlas. Por eso, desde aquel momento me interesó tanto trabajar con las ideas, intentando alejarme del pensamiento único para explorar en el mío y ver a que me conduce.

Un poco después de aquella señalada fecha llegaba casi por sorpresa a mi vida otra forma de entenderlo todo,  pero sobre todo de sacarlo a la luz, ya que me daba las pautas sobre cómo interpretarlo. Había aterrizado hacía años en el Mail Art, lo practicaba con asiduidad y éste me condujo a la que ahora me apasiona y ocupa parte de mi vida,  la Poesía Visual y de rebote la Poesía Objeto,  que es casi lo mismo, pero en tres dimensiones.

Ya no me importan los materiales que empleo o el tamaño de las obras,  las técnicas, o… pues sólo me centro en los resultados finales de ese todo que refleje lo que quiero mostrar. Algunas veces, denuncia de situaciones inhumanas, otras políticas, otras simples cuestiones, que incluso pueden sacar una sonrisa al que las contemple ya que, en ocasiones, este mundo en el que vivo no es tan malo como parece…

Trabajo sobre lo que me llama la atención para bien o para mal: Refugiados,  maltratadores y asesinos de mujeres, telebasura, personajes históricos o literarios, condicionamientos sociales, la infancia, la pureza, el mal reparto de la riqueza, la enfermedad, los fanatismos políticos, religiosos o deportivos, la soledad, el paso del tiempo, el amor, la intransigencia, la fatalidad, asuntos relacionados con la vida o con la muerte… o simples trocherías por el placer de reírme un rato…

Mientras vivimos ocurren tantas cosas que estando sólo un poco atento, el caudal de posibles ideas sobre las que desarrollar algún asunto es inagotable.

Por eso invito a quienes quieran, no a mirar, sino a ver, pero sobre todo;  a pensar en lo que hago.

Una pequeña muestra de ello es lo que he querido mostrar en La 13 Dadá Trouch Gallery que tan amablemente me ha abierto sus puertas y a cuyos gestores agradezco el detalle.

Manuel Calvarro Sánchez

Huelva  3-11-2017