Proyecto SSSSI SobreSecos Ilustres en Bilbao en el marco de la Bienal de Poesía Experimental – ex!poesía

 

PRESENTA-ACCIÓN EN BILBAO, KUBRICK BAR, 8 DE OCT. DE 2016

La gira de presentaciones que Javier Seco Goñi viene realizando de su libro Proyecto SSSSI SobreSecos Ilustres recaló en Bilbao el pasado 8 de octubre, en el marco de la Bienal de Poesía Experimental – ex!poesía, evento en el que ha contado con una extraordinaria presencia en la actual edición. Ha podido verse una amplia muestra de sus “Objetos de Poesía” en la Torre de Salazar, de Portugalete, y ha dirigido un Taller de iniciación al Arte Postal. La presentación del día 8 constituía, pues, un broche de oro más que merecido a su inquieta labor.

Voy a ofrecer aquí un recuerdo personal y absolutamente sesgado, que al menos será breve, de la velada celebrada en el Bar Kubrick de Bilbao. Por circunstancias que no vienen al caso, en los últimos años me he distanciado bastante de la actividad y la comunidad artística, no así de la creación poética, que he seguido ejerciendo ininterrumpidamente y siempre con grandes dosis de experimentación. Este hecho, creo, me ha permitido percibir con una mirada neutral y desapasionada el desarrollo de dicha presentación.

En el acto, conducido por el poeta Julián Borao, intervenimos el propio Javier Seco, Fausto Grossi, Itziar Rekalde, Jon Andoni Goikoetxea, Juanje Sanz, Mary Zurbano, Mikel Inun y yo mismo. Escuchando las presentaciones, me pareció que el maestro de ceremonias hablaba de oídas. Me daba cuenta de lo difícil que es trasladar a un público neófito un universo tan despojado y a la vez tan complejo como el de las poéticas experimentales, donde los límites entre las artes y aún entre los géneros aparecen difusos, o más aún, donde todavía se plantea la cuestión de si determinadas “cosas”, determinados tipos de trabajo pueden considerarse piezas de arte o de poesía. Supongo que conceptos como poema son de por sí difíciles de manejar para alguien ajeno a su experiencia. Si además se le añade la coletilla experimental, el equívoco nos aboca a la marginalidad y/o al ostracismo.

Javier Seco realizó un recorrido por los contenidos de su Proyecto SSSSI. No voy a explicar aquí en qué consiste el proyecto porque ya lo ha hecho su autor. En todo momento se deshizo en agradecimientos, resaltando la generosidad, imaginación, libertad y oficio de las 37 colaboraciones reunidas en el libro. Para cerrar su intervención, repartió entre los asistentes una partitura, invitándonos a realizar una acción colectiva a la memoria de uno de los creadores más carismáticos de nuestro entorno, el desaparecido Manuel Maciá, de quien se cumplía un año precisamente de su fallecimiento.

Fausto Grossi, performer impredecible, inició ante al público una acción que se prolongo durante todo el acto a espaldas de éste, cuya conclusión nos cogió a todos por sorpresa. Hay algunas imágenes de ese momento.

Itziar Rekalde, actriz y narradora que no fue incluida en el proyecto porque perdió los papeles, o mejor, el sobre de Seco con todo su contenido, realizó la intervención in situ de las obras del anfitrión. La suya fue una actuación plagada de guiños de complicidad y muestras de cariño.

José Blanco, ausente también en la publicación, ya que rechacé el encargo, contradije asimismo al presentador y me salté la faceta experimental, entregándome a la lectura de uno de mis poemas discursivos inéditos.

Jon Andoni Goikoetxea realizó una extensa lectura de sus poemas fonéticos, más de lo mismo.

Mary Zurbano, actriz, performer y creadora polifacética, dio a luz un ejemplar del libro de Javier Seco. Maternal, quizás en exceso, amamantó a la criatura y a parte de la concurrencia.

Mikel Inun, cantautor euskaldun con dos discos en el mercado, nos regaló para terminar una de sus excelentes composiciones.

Al cuidado del soporte técnico y de los imprevistos, detrás de las cámaras y cuidando de nosotros estaba Juanje Sanz, por eso no sale en las fotos.

El fin de fiesta consistió en una foto de familia con todos los participantes y el soplado de velas sobre una tarta elaborada como sorpresa para Javier y unos excelentes barquitos de corazón de melón obra de Maika Campo, Mónica Trece y Rosa González, dulces presencias en la sombra. Debo decir en conclusión que la velada no fue especialmente brillante en lo que respecta a las intervenciones. Me refiero a que ninguno de los convocados, salvo Inun quizá, quien se apuntó a última hora, estuvimos a la altura de los contenidos del libro que presentábamos. Desde el punto de vista de alguien totalmente ajeno a estos procedimientos, me da la sensación que dejaríamos una impresión bastante pobre de lo que es la “experimentación” en el arte y la poesía, al menos en su faceta escénica. No me puedo imaginar que las veladas en el Cabaret Voltaire de 1916 fueran mucho más lucidas, pero allí al menos el público mostraba abiertamente su desagrado y arrojaba verduras sin miramientos.

Para terminar, quiero agradecer a Javier Seco el habernos hecho partícipes de su universo creador y su generosidad sin límites, a ver si la próxima vez logramos estar a la altura.

José Blanco

(Barakaldo, 16 de octubre de 2016)

 

Matices a la opinión de un amigo. 

José Blanco me envía las letras anteriores  con el aviso de que “….si lo publicas  , no me cambies ni una coma. …”  y no es mi intención hacerlo.

Amigo antiguo que, como las mareas, va y vuelve con su ritmo  a refrescar mis playas emite una opinión sincera, (no creo yo que sesgada), de la memoria de esa noche. Creo que es de agradecer, en estos tiempos tan laxos de compromisos, que nos digan, sin afeites, lo que han visto de nosotros. Más aún si vienen de boca de un buen profesional de lo suyo, buen conocedor de los ejecutantes sobre los que opina y sobre su trabajo, amigo de algunos de ellos, en fin; con consciencia.

Y me consta que con cariño.

 

Solamente me gustaría añadir, para intentar completar los recuerdos de aquella noche, y transmitirlos en esta Kronical para acercarnos a los que no estuvieron,  unas pinceladas de cosecha propia.

Nuestro presentador, voz potente donde las haya, recibió la escaleta del orden de los performers, cinco minutos antes de empezar. Sin contenidos. Sorpresa soprpresaa!!.

El Azar y Borao no son íntimos amigos. Otras veces has brillado  diferente Juliantxu. Te metí en un lío fenomenal.

Fausto aportó ese concepto de performance que se va olvidando de hacer las cosas atemporalmente y de tapadillo, cuando ocurren.

Para mí lo  de pincharse la chapa del SSSSI en el pezón  fué un homenaje light a Orlan y al Accionismo Vienes. Agradecí que no se perforara la tripa. Olé Grossi. ¡No olvidemos que ya no es un chavalito.

Otra por la que no pasan los años, mi MaryZur, transgresora, provocadora, histriónica quizás, pero estaba entre amigos y se lo estaba pasando pipa! Otras veces es más cauta y arriesga menos. La idea de parir el libro la tuvo allí mismo.Y el vestido y tocado, el look de pegatinas, TOTAL.

No olvidemos que todos los autores han preparado algo  especial para el SSSSI , distrayendo horas de sus quehaceres. Es su generosidad, de nuevo, la que soporta este proyecto colectivo.

Si Dylan se enrrollara hasta podría patrocinar las presentaciones y  les podríamos pagar un caché.  Le voy a escribir ahora que le van bien las cosas, mira tu!

A Goiko le tuve que decir que aligerará pero es que nos echaban del espacio para otro evento. Y éramos muchos. Lo siento compañero. Nos diste más de lo tuyo pero con todo el corazón y los que no te conocían, fliparon. Pregúntale al hijo de Pablo Muller o al de Mónica Serentill.

De Itxiar Rekalde  fuí representante en la tierra durante un tiempo. Ahora es tan buena que pasa  de intermediarios.

Pero me quiere igual o más. Comiéndose la escena, manejando esas voz de teatrera sabia que se va trabajando cada día nos dijo unas cosas bellísimas. Ella al frente y yo al fondo de la sala me engatusó con su ternura. Los demás no existían.

Mikel Inun, un cantautor de muchísimo talento, me dió una alegría monumental subiéndose al carro en el último momento. Compuso un tema sobre el ego de un día para otro y nos hizo cantar a toda la peña.

A los mandos de las luces y el sonido, de la documentación y la técnica estuvo todo el rato Juanje Sanz. Anfitrión entrañable y responsable de que todo rulase, de esos mil flecos que hay detrás de toda producción, atento a  todos los frentes,  ha hecho de mi estancia en el norte y de los eventos organizados un verdadero placer.

Y tú, José Blanco, hombre de poética poderosa, experimentaste con el poder de la palabra, con el embrujo de la entonación y la pausa y endulzaste con chocolate casero unos encuentros largamente aplazados.

Cuando uno encuentra en sus viajes tanto afecto, tan buen hacer y tanta energía positiva, se vuelve con las alforjas llenas de sueños y misterios, de imágenes y sentimientos. Hay otro montón de nombres que acuden a mi memoria; Maika ,delicadeza y refugio en unos días difíciles, Pablo ,mecenas afectuoso y Mikel, observador implacable. Nico y Mónica que vinieron desde Vitoria, Mónica Nude, fiel asistente repetidora, un descubrimiento,  Amaia que eres lindísima , siempre cargada de amigos, Rosa  mi directora de escena y presidenta del club de fans, un apoyo incondicional, Juami ,un artistazo y su chica, y Eli , Elisabeth y Julia, a cual más guapa y a una soprano magnífica que me quedé sin escuchar y  tantas  más personas que han hecho posible esta aventura  y que no están en estas letras  aunque si en mi corazón.

Para ser unos matices  me parece que ya me estoy extendiendo.

Si hay una palabra para resumir es GRACIAS.

Javier Seco.

Granada . Oct. 2016

(*) FOTOS: fotos son de José Blanco, Juanje Sanz y Rosa González.

http://bienalexpoesia.blogspot.com.es/